COMO SUBIR TUS NIÑOS A BORDO DEL SUP

Nada mejor que compartir con quienes más queremos la fantástica experiencia de navegar en la naturaleza y trasmitirles la pasión por el deporte. Pero debemos tener en cuenta varios factores para que todo sea seguro y divertido.

Muchos niños tienen cierto temor al agua que les impide gozar a pleno de algo que “de lejos” les encantaría hacer, es nuestro deber ayudarlos en la aproximación segura y feliz de esta experiencia.

 

SEGURIDAD

No importa si el agua está calma, no importa si no hay vientos y no importa si saben a no nadar: es OBLIGATORIO que cada niño lleve un salvavidas tipo chaleco aprobado para navegación! Para los menores de 1 año se recomiendan los chalecos con almohadilla que los da vuelta cuando caen al agua y les mantiene la cabeza fuera de la misma.  Y recuerde que usted también llevar un salvavidas puesto y NUNCA deje la costa sin el “leash” correspondiente.

 

PROTECCION SOLAR

Cubra al niño de pies a cabeza con un protector solar SPF 30 como mínimo 20 minutos antes de partir para que la piel lo absorba y tenga máxima protección.  Dependiendo del tiempo de exposición al sol deberá reaplicarlo continuamente.

 

HIDRATACION

Usted puede estar tiempo en el agua sin hidratarse, pero cuidado con los niños. Recomendamos darles de beber cada 15 minutos. Es una buena idea llevar el protector solar y su botella de agua en una mochilita impermeable para tenerlos a mano y no tener que volver a la costa.

 

ENTRENAMIENTO DE EMERGENCIA

Los accidentes pasan y no solamente a los demás: entrénelos en situaciones de emergencia y recuérdeselos constantemente. Es una buena idea tener un silbato atado a sus chalecos para que puedan recurrir a él en caso de emergencia; usted puede tener  un accidente a bordo y el niño debe tener un medio para pedir auxilio.

 

APROXIMACION AL SUB

Empiece en la arena o en la orilla dejando que su niño se aproxime solo a investigar la tabla, deje que la toque, se suba y la analice a su gusto por el tiempo que él quiera.  NO lo fuerce deje que lo haga a su tiempo. Con la tabla sin quilla y en tierra, deje que se trepe e imite la navegación en el agua. Permita que se junte con otros niños que ya navegan y pronto querrá hacer lo mismo. Si ve a otros niños pararse querrá imitarlos, pero si prefiere sentarse o arrodillarse, no lo fuerce.

Algunos niños se aburren fácilmente al estar solamente sobre la tabla, cree juegos con una pelota  o un juguete para que lo persigan y estimule su espíritu de aventura al buscar distintos puntos a los que ir navegando. Si comienza a llorar o protestar vuelva a la orilla, no deje que esta experiencia se arruine, deje que sea satisfactoria para que quiera repetirla. 

Aproveche al máximo los momentos compartidos que durarán toda su vida, no pierda la oportunidad de contarles un cuento de piratas o sirenas para hacérselo más entretenido.

Y sobre todo disfrute con SEGURIDAD y ALEGRIA!

 

 

Deja un commentario

Buscar

Acaba de añadir a tu carrito:
Cantidad
Total:
Subtotal:
Exlc. Gastos de Envío 
Mi carrito
Recién añadido a tu lista de deseos:
Exlc. Gastos de Envío 
Mi lista de deseos